Indagando el futuro

Emprender en común.

Escrito por josepgmaynou 24-05-2012 en General. Comentarios (0)

http://josepgmaynou.blogspot.es/img/encomun1.jpg 


 

 Se me ocurren tres maneras de pensar: hacerlo sólo, juntos o en común. En la primera opción sólo podemos esperar la evolución de la propia idea y que ésta algún día se torne en genial. La segunda es la manera básica de hacerlo por la que un colectivo de personas piensan y evolucionan un conjunto de ideas para transformar otra de manera global, pero complementándose, todas ellas de manera lineal y en el mismo tiempo. La tercera es la más interesante de todas y la más eficiente, la más concreta y conectada con los factores de la economía digital o de los patrones de la Nueva Economía. Hablo de pensar en común, de manera que una idea se conforme transversal e integralmente entre un grupo de personas y de máquinas. Se puede pensar en común de manera asíncrona (en diferentes momentos) y/o de modo aterritorial (desde múltiples lugares). Esto sólo es factible en el día de hoy gracias a las herramientas colaborativas digitales. Aprovechemos ese elemento para emprender en grupo, no lo dejemos pasar, es parte de esta nueva oportunidad.

 

 Recuerden que no hay un modo mejor de empezar el día que con una nueva idea. Por eso, como siempre, hoy me he levantado con el firme propósito de convertir en realidad una más. Hoy no quiero que nadie me frene, tengo una idea nueva. Algo que estoy seguro va a revolucionar el mundo, la vida de la gente y convertirá este valle de lágrimas en algo extremadamente agradable. Es una idea más, una de tantas. Una idea que me mueve, me levanta de la cama y muscula mi espíritu emprendedor. Como siempre, cuando llegue el café, esa utopía se rebajará como un cortado y se asentará en el territorio de las cosas pendientes de análisis. Y así será. Esa gran idea, la que sea, se convertirá en un modelo de negocio o no, pero seguro que será motivo de debate, reuniones y estudios por parte de algunos locos más que me rodean todos los días. Me encanta rodearme de locos soñadores, son más creativos.

 

 Eso es seguro, tengo claro que sólo no estaré. Emprender, como muchas otras cosas, es más divertido si lo haces en grupo. Me maravilla el proceso metálico que rodea su cimentación. Cuando las ideas se amontonan y se comparten, en un restaurante, en un bar o en el gimnasio, donde sea, se complementan y eso es fascinante desde todos sus vértices. Los que hemos puesto en marcha algún proyecto y lo hemos hecho rodeados de amigos, socios o inversores implicados sabemos lo extraordinario del camino a seguir. Cuando pasan unos meses, aquella idea inicial se convierte en algo radicalmente distinta aunque mantenga el tronco conceptual del principio. Es tremendo mirar hacia atrás y ver como mutan las grandes ideas hasta el punto que la inicial parece una idea penosa comparada con la resultante.


 Escribió Marc Vidal (24/05/2012)
http://marcvidal.net/2012/05/emprender-en-comun.html

 

Las alternativas versus la Ciencia

Escrito por josepgmaynou 23-05-2012 en General. Comentarios (0)

http://josepgmaynou.blogspot.es/img/versusciencia1.jpg 

 

 Es incuestionable que estamos inmersos en un periodo de crisis, económica, social y política. Sin embargo, mientras todo el mundo lo define como un agudo periodo de crisis yo prefiero, como también dice Marc Vidal, llamarlo periodo de transición. Los periodos de transición son largos procesos en donde se va acrecentando el derrumbe de la vieja sociedad y van germinando las simientes de la nueva. Son periodos de incertidumbre.

 

 Mientras los sectores del viejo poder se aferran e intentan que su sistema no se resquebraje por medio de la fuerza, la renovación o hasta de un cierto reformismo, las fuerzas impulsoras del cambio intentan desarrollarse bajo las premisas de una mejor eficacia en la resolución de los problemas de supervivencia planteados. Los momentos de desorden, confusión y penuria son tales que, durante mucho tiempo, también los sectores mas desprotegidos i depredados de la sociedad optan, ante la incertidumbre, por el mantenimiento del viejo orden. En toda la fase depredadora de nuestra historia (tal como la define Thorstein Veble) se oyó el clamor de los más débiles cuando se disolvieron las formas tribales, cuando se derrumbó el reino de los esclavos, cuando los siervos vieron fenecer sus feudos, o cuando los asalariados observaron incrédulos como los compradores de su fuerza de trabajo cerraban sus emporiums industriales.


 Nunca los cambios sociales se produjeron por razones éticas o morales. Quienes sitúan estas razones como punto fundamental en su crítica a la vieja sociedad, se equivocan. Los sistemas sociales devienen caducos cuando alcanzan su máxima incapacidad de dar solución, bajo sus leyes, a las necesidades más perentorias de la población. Cuando alcanzan sus límites de impotencia.   

 Toda la fase depredadora de nuestra historia fue de explotación humana pero no fue precisamente éstas las motoras de los cambios sociales. Esta explotación se dio tanto en los momentos de desarrollo y de auge de los sistemas como en los momentos de decrepitud. Mientras en los primeros el orden impuesto era capaz, en cierta manera, de cohesionar a amplios sectores de la población en los últimos la cohesión solo pudo ser coercitiva  y represiva.
 El historiador Oswald Spengler escribió en “La Decadencia de Occidente” (1923): “La Historia Universal es el tribunal del mundo (…) Siempre ha sacrificado la verdad y la justicia al poder, a la raza, y siempre ha condenado a muerte a aquellos hombres y pueblos para quienes la verdad era más importante que la acción, y la justicia más esencial que la fuerza”.
 
 El conocimiento humano fue siempre el motor de nuestra historia. Cuando la sociedad es capaz de crear nuevos medios para producir más y más eficazmente, cuando en sus manos tiene a su alcance nuevas herramientas, nuevos materiales, nuevos métodos de trabajo o de cultivo… que hace necesaria otra relación y organización social para desarrollarlas, distinta a la anterior, termina por imponerla.


 Para numerosos historiadores, como Olionor Ostrom, en todos los periodos se libró una gran batalla para poner en común (pro-común) los medios de producción alcanzados en cada momento. Para otros, como Garden Hardin, su continuo fracaso (“la tragedia de los comunes”) demuestra su inviabilidad. Para el pensamiento materialista (Marx) son los medios los determinan en cada momento las mejores relaciones para usarlos lo más eficazmente posible: Detrás de las galeras solo puede haber una relación esclavista, detrás de un molino de viento, relaciones serviles, detrás de un torno mecánico, relaciones asalariadas. Este pensamiento es criticado comúnmente como determinista. Sin embargo, a mi entender, no lo es, puesto que es en definitiva la fuerza y la voluntad de los hombres los que irán modificando constantemente, por su capacidad creadora y transformadora, los medios de producción e imponiendo con ello nuevas relaciones sociales para usarlos. Es pues, el desarrollo del conocimiento humano (entendido como conquista social) siempre el motor de estos cambios.

 

 Hoy, como en ningún otro momento de nuestra andadura, es preciso volver a librar la batalla por el procomún. Mientras siempre “la fuerza” fue la herramienta fundamental de “apropiación y acumulación por desposesión” (David Harvey), de los recursos naturales y medios de producción (hombres, tierras, máquinas, conocimientos…) hoy ésta, ya es incapaz de continuar el proceso de apropiación privada dado que la sociedad ya ha alcanzando enormes medios de creación, copia, modificación, transmisión y generalización de conocimientos y herramientas de cuyo uso está al alcance cualquier comunidad o colectivo.

 

 Por esta razón, me produce un gran pesar constatar que una gran parte de los actuales llamados “movimientos alternativos” intenten desarrollarse de espaldas a la profunda revolución técnica y científica actual, que reivindiquen las obsoletas herramientas artesanales del pasado, que rechacen los avances en la investigaciones biotecnológica, que recurran a la medicina propia de los viejos curanderos, que promuevan la escasez frente a la abundancia, que no se atrevan a plantear una auténtica batalla de modernización y eficacia frente a un sistema que devino incapaz de asegurar ningún proyecto en favor de la vida, de la dignidad de los seres humanos, que su ideal de progreso esté más cercano al “idílico paraíso de Alicia”, que al de una sociedad próspera, autónoma y libre…

 

 Ningún cambio social se produjo de espaldas a la Ciencia. 

 

La primavera académica

Escrito por josepgmaynou 22-05-2012 en General. Comentarios (0)

 http://josepgmaynou.blogspot.es/img/primavera4.jpg

 

Estalla la 'primavera académica' contra el dominio de las revistas científicas


* Ante el creciente precio de suscripción a revistas como 'Science', 9.000 científicos han comenzado una campaña por el acceso gratis a artículos científicos.
* La segunda organización donante en el mundo científico, Wellcome Trust, se ha sumado a la campaña.

 

 Wellcome Trust es uno de los mayores donantes del mundo de la ciencia y hoy ha decidido mostrar su apoyo a una campaña que pretende romper el dominio de las revistas académicas de modo que todos los trabajos de investigación puedan ser difundidos y compartidos por internet sin necesidad de pagar una suscripción.


 Casi 9.000 investigadores se han suscrito a la campaña de boicot a las revistas científicas que restringen el libre intercambio de información. Al movimiento ya se le ha dado el nombre de 'primavera académica' y quiere ser un instrumento potente para revolucionar la difusión del conocimiento. 


 La revista 'eLife' competirá contra las famosas Science o Nature

 La intervención del mayor donante no gubernamental a la ciencia, el Wellcome Trust, podría acelerar el éxito del movimiento, permitiendo la publicación de artículos científicos en páginas digitales en abierto. 


 El director de Wellcome Trust, Mark Walport, aseguró a The Guardian que su organización está a punto de lanzar una revista científica de aquellas características. Ésta competiría directamente con publicaciones tan establecidas como Nature or Science, referentes mundiales para los científicos internacionales y las revistas en las que todos ellos luchan por ver publicadas sus investigaciones. 
 A diferencia de las revistas tradicionales, cuyo acceso cada año a las universidades de todo el mundo les cuesta millones de euros, 'eLife' será de contenido libre, gratis. 
 Walport aseguró que la organización está invirtiendo más de 726 millones de euros para lograr que las investigaciones de los científicos al menos estén al alcance del público seis meses después de su publicación. Los investigadores que no permitan el acceso libre a sus trabajos en la revista del Wellcome Trust serán castigados en el futuro cuando pidan subvenciones a la organización. 

 

 Muchas investigaciones se pagan con dinero público y donaciones pero su acceso es restringido

 El director de Wellcome Trust ha tomado la decisión de participar en esta campaña porque está convencido de que las investigaciones que se han pagado con subvenciones públicas o donaciones deben ser accesibles para todo el mundo. 
 Su decisión responde a la creciente preocupación de numerosos científicos por el alto coste que supone publicar en revistas académicas, y especialmente el acceso a ellas en tiempos de crisis en los que las universidades están sufriendo severos recortes en sus presupuestos. 


 La mayoría de las investigaciones científicas mundiales acaban en las manos de las editoras que cada año verifican 1.5 millones de artículos para su publicación. Si deciden imprimirlos, sólo se tiene acceso a ellos a través de una suscripción de costes notablemente elevados.


 Para tener acceso a la revista médica de Science en papel y digital y con artículos de todo el mundo, el precio son 35 euros al mes. Cada año, las universidades británicas pagan unos 200.000 euros para acceder a los artículos de interés académico evidente.
 Los editores dicen que verificar las investigaciones es la parte más cara del proceso
 Los editores de las revistas justifican el coste argumentando que es necesario para sostener el proceso de análisis y selección de las investigaciones. El portavoz de una editora, Elsevier, aseguró que estaban abierto a "cualquier modelo de negocio, mientras sea sostenible y mantenga o mejore los niveles existentes de control de calidad" de las investigaciones que se presentan para publicación.
 Además, dijo que su empresa había estado trabajando en un sistema que permitiera el acceso libre a las investigaciones con algunas organizaciones no gubernamentales. "Ha habido una colaboración constructiva ya que hemos trabajado con el Wellcome Trust". Aún con todo, aseguró que mantendrán el "modelo de suscripción" porque quieren "ofrecer a" sus clientes la posibilidad de elegir.


 No obstante, muchos científicos han criticado que este argumento es falso. Las editoras cuentan con el servicio gratis de muchos científicos que verifican las investigaciones previamente a su publicación. 


 El gobierno británico apoya la idea de liberalizar el acceso a la información científica

 No obstante, incluso el propio gobierno se ha mostrado favorable al acceso abierto a las investigaciones científicas. El ministro de universidades y ciencias, David Willetts, dijo que él aspiraba a que todas las investigaciones financiadas con dinero público sean de dominio general. 


 "Queremos avanzar hacia el acceso libre, pero de manera que se asegure un análisis de calidad" y que sigan publicándose en papel. El ministro reconoció que hay que encontrar una manera de hacer que ambas sean financiables. Por su parte, Walport cree que es precisamente al revés, que hay que sacar el máximo beneficio de las investigaciones que se publiquen y que eso sólo se hace si se distribuyen. 


 Los editores se llevan un 35% de beneficios por investigaciones pagadas con dinero público


 El creciente precio de las suscripciones ha llevado a muchos científicos a cuestionarse el modelo de negocio de los editores. Éstos obtienen un margen de beneficio del 35% con la venta del acceso a investigaciones financiadas públicamente.


 Las universidades británicas, por ejemplo, gastan alrededor del 10% de las subvenciones gubernamentales en pagar el acceso a artículos de revistas científicas. 
 Los defensores del libre acceso a la ciencia argumentan que los costes de la publicación podrían ser cubiertos por los propios autores de los artículos, invirtiendo parte de las subvenciones que reciben para llevar a cabo su trabajo. 


 "Si observamos el modo en el que funciona la web (...) queda claro que los contenidos abiertos llegan más lejos", mucho más de lo que sus autores pueden imaginarse, aseguró el biofísico Cameron Neylon.
 "Desde el punto de vista de los donantes científicos, especialmente donantes públicos, la actitud debe ser 'nosotros financiamos esta investigación, genera estas salidas, algunas de ellas son las revistas académicas, ¿cómo aseguramos que estamos maximizando el impacto de esas salidas que tiene?' ", opinó Neylon. 


 Wellcome Trust castigará a sus becados que se nieguen a publicar sus investigaciones en abierto
 Parte de la subvención del Wellcome Trust está destinada a que los becados lo utilicen para pagar a los editores para que éstos publiquen sus artículos en abierto. El problema es que los propios científicos rechazan esta opción, el 55% en concreto. Muchos acaban publicando sus artículos en revistas que se resisten a publicar en abierto. 
Esa es la razón por la que Wellcome Trust pretende presionar a los investigadores a publicar sus trabajos en abierto, amenazando con negarles subvenciones futuras para sus trabajos. 


 Una opción que están barajando es condicionar la renovación de la beca a la cantidad de investigaciones que haya del científico en acceso libre. De este modo, la organización sólo soltaría el dinero el momento en el que todos los trabajos del científico en cuestión que fueran financiados por el Wellcome Trust estén accesibles en la web. 


 Otra opción es pedirle a las universidades que confirmen o desmientan que las investigaciones financiadas por el Wellcome efectivamente estén accesibles en abierto antes de pagar la última cantidad de la subvención. 
 Incluso la opción de publicar el artículo en abierto seis meses después de su publicación en una revista de suscripción a Walport le parece inaceptable. "Sinceramente, es un poco como decir que"puedes tener El País gratis "tres semanas después - las noticias han perdido su valor a esas alturas. Yo diría que incluso seis meses es demasiado tiempo para la ciencia", dijo. 


Fuente: http://www.teinteresa.es/
Relacionado: http://www.madrimasd.org/blogs/futurosdellibro/2012/02/14/134336

 

Contra la crisis

Escrito por josepgmaynou 20-05-2012 en General. Comentarios (0)

 http://josepgmaynou.blogspot.es/img/revolucionp2p.jpg

 Contra la crisis: ¡Revolución industrial P2P!


 Únete a esta campaña. Los mercados y estados de la península ibérica, más que los de Irlanda o Grecia, van a mostrar, con toda probabilidad, los límites y horrores de esta crisis. En nuestra mano está que lo que por esta parte de Europa pase, alumbre también alternativas.

 

 La aparición de vectores de cambio real a partir de la situación actual, la construcción de bases económicas para la cohesión social, no es algo que podamos esperar de las políticas macroeconómicas de los gobiernos. Los estados peninsulares -y buena parte de los europeos- no están ahora para eso, sino debatiéndose entre las capturas que representan las deudas públicas y las presiones de unas macroempresas a las que la crisis hace más poderosas -y por lo mismo, irresponsables- en un marco general de destrucción de empleo.

 

 No cabe pues hacerse ninguna ilusión sobre que el proceso vaya a revertirse desde lo macro. A día de hoy, las palancas de la Macroeconomía, los dispositivos económicos usados tradicionalmente como palancas de mando de las economías nacionales, están rotos o bloqueados.

 

 Es el momento de arrancar estrategias de nuevo tipo con contenidos y medios de nuevo tipo desde ámbitos de otra escala, la escala humana.

 

 La siguiente es una propuesta viable, pensada para que puedas ponerla en marcha en tu entorno, coordinarte con otros y cuyo objetivo es generar un swarming (enjambre) que impulse, bajo la lógica del modo de producción P2P, el desarrollo de una nueva industrialización local, sostenible y potente desde el procomún.
(…)

 

 Escribió Natalia Fernández (08/05/2012) en El Correo de las Indias


Texto completo: http://bitacora.lasindias.com/contra-la-crisis-revolucion-industrial-p2p/
Documento anexo: http://bitacora.lasindias.com/files/2012/05/resumen_ejecutivo.pdf

 

Orígenes del pensamiento P2P

Escrito por josepgmaynou 19-05-2012 en General. Comentarios (0)

http://josepgmaynou.blogspot.es/img/origenesp2pbis.jpg 

Fernando Garrido y Fermin Salvachea

 

 

 Orígenes históricos del pensamiento P2P en la península ibérica
 
 Al final, las conversaciones abiertas por los Garrido, Pi i Margall, Salvochea, Proudhon, Kropotkin e incluso las del foralismo implicado en la defensa del comunal, siguen hoy vivas. Suenan, para quien sepa escucharlas, como un contrapunto, como un fondo constante, en las conversaciones y en las voces de las nuevas referencias.

 Gerald Brenan describe en «The Spanish Labirynth» (1960) como el cooperativismo en la península ibérica es el producto de una evolución de las formas comunales de propiedad y trabajo al incorporar nuevas tecnologías productivas propias de la revolución industrial. El primer cooperativismo moderno ibérico, asegura, «precede al menos en sesenta años al movimiento cooperativista europeo» de los Pioneros de Rochdale.

 

 En el marco de esa transformación aparecerán los primeros «socialistas», discípulos de Fourierque verán en la adopción de la tecnología industrial por los commons el principio de una solución a la «cuestión social». Uno de los más famosos será Fernando Garrido, impulsor de cooperativas por toda la península y autor de una «Historia de las clases trabajadoras» que describe con pasión en su último volumen la expansión del cooperativismo por la península y sus efectos sociales.

 

 Coincidían en esto -no tan paradójicamente como podría parecer- con un sector del clero carlista, que especialmente en Euskadi, Navarra, Aragón y Cataluña, estará comprometido con la defensa del comunal (los commons originales) y con el principio confederal latente bajo los viejos fueros. Este elemento, latente siempre en el carlismo, acabará transformando a finales de los años 60 del siglo XX al carlismo organizado en un partido federalista socialista-autogestionario de inspiración cristiana y fuerte influencia mounierista.

 

 Pero el mutualismo federalista peninsular defenderá radicalmente la separación entre Iglesia y estado y el mismo Garrido tendrá que exiliarse en varias ocasiones por defender el fin de la financiación del estado a las organizaciones religiosas, algo que a día de hoy sigue siendo utópico bajo las constituciones de España y Portugal y que Garrido defenderá con fuerza en su calidad de diputado en el proceso de elaboración de la constitución de la Primera República española, la república federal, en 1873.

 

 Ya en 1868 Garrido había escrito «La Republica Democratica Federal Universal», tomando el testigo de «Du principe Fédératif» de Proudhon, publicado cinco años antes. Una obra que influirá en Pi i Margall, representante del mejor anarquismo federalista de aquella generación. Pi i Margal llegará a Presidente, teniendo dimitir poco después por la eclosión de la revolución cantonal.

 

 El cantonalismo anarquista, especialmente en Cádiz, Sevilla y Granada, representará el salto de la generación formada en Fourier y el viejo comunalismo a una nueva generación, cuyo exponente más conocido seguramente sea Fermín Salvochea. Esta nueva ola mutualista tendrá como primer referente a Proudhon, tomará parte en la fundación de la I Internacional, liderará la revolución cantonal y se relacionará más tarde, con Kropotkin.

 

 Actualidad del pensamiento anarquista


 Los ejes ideológicos de este anarquismo, que sabe ser «reformista» a veces, aunque se centra en un hacer cooperativista constante más que en la acción política y que es siempre cantonalista y confederal, son hoy de una extraordinaria actualidad.


1. La defensa del principio federativo reaparece ahora, ligado a la crítica de las escalas y al discurso de la revolución industrial P2P, en los trabajos sobre confederalismo de Juan Urrutia
2. La propia idea cantonalista de autonomía local sobre formas alternativas de industrialización toma hoy la forma de las «Resilient Communities» de John Robb y de la reindustrialización P2P.
3. En ese marco, y sobre todo a esa escala, una redefinición del estado que prefigura, como apunta Dronte, la idea del «partner state» de Michel Bauwens
4. Todo bajo la reivindicación cooperativa del mercado y la asunción del modelo de democracia económica basado en el cooperativismo como referencia de la organización empresarial.
5. Y siempre, entonces y ahora, el «comunal» agrario, el procomún inmaterial o industrial, los «commons», como bien público, como capital productivo básico del modelo social.

 

       No es de extrañar que tanto desde el nuevo mutualismo ibérico que toma como referencia a Kevin Carson como desde la tradición radical y pimargalliana se recuperen hoy como referencias. Al final, las conversaciones abiertas por los Garrido, Pi i Margall, Salvochea con Fourier, Proudhon y Kropotkin de fondo e incluso las del foralismo implicado en la defensa del comunal que tomó después el discurso autogestionario mounierista, siguen hoy vivas. Suenan, para quien sepa escucharlas, como un contrapunto, como un ritmo sutil, en las conversaciones y en las voces de las nuevas referencias.

 

 Escribió David de Ugarte (18/05/2012) en El Correo de las Indias
http://david.lasindias.com/origenes-historicos-del-pensamiento-p2p-en-la-peninsula-iberica/