Indagando el futuro

Abe Osheroff

Escrito por josepgmaynou 19-04-2008 en General. Comentarios (0)


 escribió BARBARA CELIS en EL PAIS, miércoles 16 de abril de 2008

 Abe Osheroff, brigadista que luchó en la Guerra Civil española. Participó también en las protestas tras la condena de Sacco Vanzetti y por los derechos de la población  negra de EEUU.

 Abe Osheroff fue uno de los casi 3.000 brigadistas estadounidenses que lucharon contra Franco durante la Guerra Civil española. Aquella decisión que marcó su vida tuvo, seis días antes de morir, la recompensa que le negaron seis décadas de historia olvidada: el 30 de marzo se inauguraba en San Francisco el primer y único monumento que los Estados Unidos le ha dedicado a los hombres que decidieron voluntariamente unirse a la lucha contra el fascismo en España. Aquel día solo quedaban 39 vivos de los cuales 11, entre ellos Osheroff, acudieron a una emotiva ceremonia en la que este hombre de 92 años tuvo la oportunidad de darle las gracias a aquella ciudad "por hacernos inmortales" y sobre todo, de recordarle al mundo "que pese a que quedamos pocos, estamos hechos de una pasta que no se desvanece, con o sin monumentos". Osheroff fallecía el 6 de abril de un ataque al corazón. Otros dos brigadistas, Abe Smorodin, de 92 años y Ted Belfort, de la misma edad, morían un día después, como si hubieran esperado a ver erigirse aquel documento antes de partir. Los tres dejaron este mundo con la satisfacción de sentirse reconocidos en su propio país por unos ideales que como subrayó el propio Osheroff durante la ceremonia, no pueden perderse porque "los bastardos nunca dejarán de ser malvados y los seres humanos decentes nunca se rendirán en su lucha".
 
 Osheroff, nacido en Brooklyn en una familia de inmigrantes judíos rusos, entró en política con apenas 12 años, cuando se unió a las protestas contra la condena a muerte de los anarquistas Sacco y Vanzetti en los años 20. Estudió en Nueva York y se afilió al partido comunista pero su llamada estaba en los sindicatos, donde trabajó organizando a los obreros de Pensilvania antes de partir a luchar en la Guerra Civil española. El día de su muerte aún conservaba su carné del sindicato de carpinteros.Su decisisón de unirse a los brigadistas la tomó tras ver las noticias sobre el bombardeo nazi de Gernika. A pocas millas de la costa española, el barco que le llevaba a España se hundió y tuvo que llegar a nado. Luchó en diferentes batallas incluída una bronca personal con el mismísimo Ernest Hemingway, que le acusó de robarle su comida, algo que el propio Osheroff reconoció. En Agosto de 1938 le hirieron y regresó a los Estados Unidos.

 Pero como para la mayorías de los miembros de la Brigada Abraham Lincon, el retorno no fue fácil. Tras el final de la II Guerra Mundial los conservadores estadounidenses les hicieron la vida imposible, identificándolos con el enemigo de entonces, los comunistas y allegados. Pero las contínuas persecuciones a las que fue sometido no le emendrentaron.Tras presentarse sin éxito a las elecciones a concejal de Nueva York en 1940, realizó todo tipo de trabajos pero siempre con un pie en el compromiso político: organizó equipos de estadounidenses para viajar a Nicaragua y colaborar con el gobierno de izquierdas que después fue derrocado con la ayuda de Estados Unidos, fue un vocal opositor a la guerra de Vietnam e incluso luchó contra las inmobiliarias en la costa de California. Tras llegar a Misisipi en 1964 para ayudar en la lucha de los derechos civiles de la población negra, sufrió un intento de asesinato del que salió ileso. Hace apenas un año aún se le podía ver protestando en Seattle contra la guerra de Irak. Durante una sentada en 2006, sufrió el último de los múliples arrestos de su vida. "Mi barco se hunde, pero mis cañones siguen disparando. Otra forma de decirlo es que tengo un pie en la tumba y otro bailando", dijo durante una entrevista reciente.

 Osheroff firmó un celebrado documental sobre sí mismo: "Dreams and Nightmares", en 1974, que consiguió diversos premios en Europa y en el que relataba su odisea de Brooklyn a España. Años después realizaría otro filme sobre póster de la época de la Guerra Civil española.


 

Mire, señora...

Escrito por josepgmaynou 15-04-2008 en General. Comentarios (0)



Mire, señora, lo que usted piense me importa una mierda.

 Esta fue la respuesta que el exdirector de la CIA, George Tenet le dio a Carla del Ponte en contestación a su solicitud de ayuda para poder capturar a los criminales de guerra Ratko Mladic y Radovan Falcone.
 A pesar de todo Carla del Ponte, que ya había luchado contra el crimen organizado en su país y que se ocupó del genocidio ruandés, siguió su andadura como fiscal jefe del Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia hasta su cese en el 2007. Se juzgaron 161 responsables militares y políticos acusados de crímenes de guerra, crímenes contra la Humanidad y genocidio. Criticada durante el juicio al expresidente de Serbia Slobodan Milosevic, no consiguió  capturar a los antes citados como máximos responsables del genocidio. Según escribe Florence Hartman, máxima colaboradora de Ponte, su detención fue obstaculizada expresamente por EEUU, Rusia i Reino Unido para evitar, con su detención, ser responsabilizados por omisión de la matanza de Srebrenica. Carla del Ponte también acusó al Vaticano de esconder a Ante Gotiva, general croata buscado por crímenes de guerra.
 Tras su cese como fiscal del Tribunal Internacional, Carla del Ponte ha sido nombrada embajadora de Suiza en Argentina.

 No termina aquí su lucha. Acaba de publicar un libro en colaboración con el corresponsal en los Balcanes del The New York Times, Chuck Sudetic "La Caza: Yo y los criminales de guerra" en donde relata numerosas acusaciones de crímenes y genocidios que descubrió durante sus investigaciones como fiscal. El Gobierno suizo le solicitó que se abstuviera de darlo a conocer a los medios de comunicación y en la ciudad de Milán la presentación del libro a la prensa fue anulada. El Ministerio de Asuntos Exteriores suizo la conminó a regresar rápidamente a Buenos Aires.

 En el libro Carla del Ponte descubre el secuestro de entre 100 y 300 prisioneros serbios por parte de la guerrilla del Ejército de Kosovo (UCK), con la complicidad del actual primer ministro kosovar, Hashim Thaçi  (exlider guerrillero de la UCK) para ser llevados a centros de detención al norte de Albania en donde les eran extraídos órganos vitales hasta su muerte. El descubrimiento de clínicas clandestinas y en ellas numerosos instrumentales quirúrgicos para tales finalidades, evidencian la veracidad de las acusaciones. Los órganos extraídos eran utilizados en el tráfico internacional.

 Agradezco y admiro la tenacidad de Carla Ponte, pero no entiendo su ingenuidad. Ella cree que la ley de la sociedad humana  debe regir la justicia internacional. Seguramente, tras su inmensa lucha, ha comprendido que la geopolítica de la sociedad del dinero interfiere la justicia internacional, que con buena fe muchos creen defender. Quizás, esta justicia solo alcance, en realidad, al enmascaramiento y la justificación de barbaries, que protagonizan intereses económicos y financieros que nada tienen que ver con la ley que desean aplicar las sociedades humanas. Esto es lo ocurrido en el conflicto de los Balcanes. De dicho conflicto tanto es responsable Milosevic, como los que concienzudamente organizaron la disgregación de Yugoslavia, como los que ejecutaron los planes de su destrucción.Todos ellos, vencedores y vencidos deberían de haber estado en el banquillo de los acusados en el Tribunak Penal Internacional.

 La disgregación de Yugoslavia fue un asunto de geopolítica internacional. Slobodan Milosevic fue para ello un inestimable colaborador, acorralado, verdugo y, a su vez, víctima de unos acontecimientos que se desarrollaron implacables tras el derrumbe del muro de Berlín. Víctima del acoso internacional (fundamentalmente de los capitales financieros europeos) el antiguo estado Yugoslavo debía disgregarse. Su disolución como Estado socialista independiente, que había sido en la década de los 80 un espejo para los movimientos progresistas y de los llamados socialistas democráticos, iba mucho más lejos de su simple disgregación: primero la independencia de Eslovenia, Croacia y Bosnia. Para su destrucción hicieron falta 25.000 toneladas de bombas y misiles, más de 50 mil proyectiles conteniendo 20 toneladas de uranio empobrecido, miles de bombas de racimo… en un gran proyecto de destrucción bautizado como “Guerra Humanitaria”. De esta manera destruyeron, con el aplauso de la mayoría de progresistas europeos, las infraestructuras vitales del país, los puentes sobre el Danubio, las refinerías, las instalaciones eléctricas, las plantas químicas, los complejos industriales más importantes del país y causaron centenares de víctimas civiles.
 Un Estado socialista independiente se ha subvertido en un abanico de Estados débiles y fallidos (guetos étnicos enfrentados) a merced de grupos financieros internacionales que en ellos campean a sus anchas: descapitalización de las empresas públicas, compra de bonos estatales, endeudamiento, privatización o compra a precio de saldo del tejido industrial, etc. Lejos queda la Yugoslavia de Tito en donde sus conciudadanos enterraron durante más de 50 años sus viejas veleidades del pasado y soñaron en la construcción de una sociedad más justa e igualitaria.

 Las guerras étnicas han sido y siguen siendo una buena cuartada para proyectos imperiales. En Kosovo, el grupo mafioso más importante fue convertido de la noche a la mañana en el grupo guerrillero redentor del pueblo Kosovar. Su líder Hashim Thaçi, es hoy el primer ministro de Kosovo.

 Carla del Ponte debería conocer las cloacas de la justicia internacional y, por tanto, no haber aceptado participar en ellas.Su libro “La caza” no lo enmendará.             
  


¿Dónde están las harinas?

Escrito por josepgmaynou 12-04-2008 en General. Comentarios (0)



  Ha reaparecido en España de nuevo el temor a  la terrible enfermedad de la encelopatía humana causante  por la ingestión de carne de vacuno infectada. Las autoridades sanitarias nos anuncian ahora el fallecimiento de dos personas por la enfermedad de Creutzfeldt-Jakoben diciembre y febrero. Se nos omite cualquier referencia a los otros centenares de muertes conocidas por motivo de la misma enfermedad que, sin embargo, no es tipificada por los especialistas como causada por la variante, sino por causas esporádicas, familiares o iatrogénicas.

  No hay peligro alguno, dicen, pero nos esconden que se han detectado en España 720 casos de reses infectadas por la enfermedad desde el año 2000 (16 en las últimas semanas) y no nos dan información sobre el número de reses sacrificadas de las cabañas infectadas. ¿Cómo contrajeron la enfermedad si las harinas animales están desde hace muchos años prohibidas?

  Respecto al desarrollo de la misma encelopatía pungiforme de los pequeños rumiantes (ovidos y caprinos) los ciudadanos nada conocemos. De los animales investigados, poco menos del 2% dela cabaña, se han diagnosticado 527 casos positivos y se han sacrificado casi 120 mil cabezas (cifras oficiales desde el 2001 al 2006). Como no existe comprobación científica de que ésta enfermedad de los pequeños rumiantes  pueda transmitirse a los humanos tampoco, para las autoridades sanitarias, esta información nos debería interesar. Pero su seguimiento, sigue en pie en toda Europa.

   ¿Y la retirada y destrucción de los llamados “materiales específicos de riesgo” (MER)?

  De esto aún sabemos menos. La quema de las llamadas harinas peligrosas y de los materiales específicos de riesgo (cerebro, la médula espinal, los ojos, las amígdalas, el bazo y el intestino) es un secreto. Según la Asociación Nacional de Grasas y Subproductos Animales (Anagrasa) se producen entre 90 y 110 mil toneladas anuales de harinas provenientes de los MER de los cuales solamente unas 50 mil llegan a las cementeras para ser incineradas, a pesar de éstas adaptaron expresamente sus plantas para tal efecto. ¿Dónde va el resto?

  Que puedan ser exportadas a terceros países o que se utilicen vertederos incontrolados para deshacerse de ellas o que algún subproducto llegue a comercializarse, es un serio motivo de preocupación

  No puede haber alarma social frente a esta u otras enfermedades. La sociedad debe apostar con claridad por el apoyo a la investigación  y al cumplimient o estricto de los protocolos que los científicos elaboren frente a tales patologías.

  Si debe haber alarma social  frente a los poderes políticos. Los gestores del mundo del dinero no pueden tener en sus manos la resolución de estos problemas. La sociedad debe tomarla en sus manos.

 

Más información:   ver Standler Prusiner.
 
EL MERCADO DE LA GLOBALIZACION Y LAS VACAS LOCAS

El dinero al infierno

Escrito por josepgmaynou 11-04-2008 en General. Comentarios (0)



 
  Se vuelve a hablar de crisis económica. Sin embargo nadie osa a emparejarla a la crisis de la llamada economía de libre mercado o, para ser más precisos, a la crisis de la sociedad capitalista. Esto son palabras prohibitivas en un mundo global en donde la economía de libre mercado se enseñorea triunfante por doquier; desde las sociedades más opulentas hasta los rincones más recónditos y empobrecidos del Planeta. Y a su vez, sin distinción de regímenes políticos ni de diferentes formas de Estado.

  Está fuera de lugar poner en duda el sistema económico imperante cuyas leyes no solo rigen la manera con que los seres humanos organizan la manera de producir los medios de vida inmediatos y materiales para su supervivencia y bienestar sino que además son indiscutiblemente la base a partir de la cual se desarrollan sus instituciones políticas, sus concepciones jurídicas, sus ideas artísticas e incluso sus ideasmorales o religiosas.

  Para la mayoría de los especialistas sociales, ésta es solo una nueva crisis. Son disfunciones pasajeras, de reajuste, de ciclo recesivo… Como otras anteriores y como probablemente, dicen, como otras venideras.

  Ha transcurrido mucho tiempo de aquellos trabajos analíticos de hombres estudiosos que intentaron desentrañar las contradicciones internas del sistema capitalista y que osaron entrever su inevitable caducidad y las nuevas formas de organización social superadoras. Hoy, ellos y sus trabajos están en el rincón de los olvidos. Ha pasado mucho tiempo de aquellos hombres, como K. Marx, que creyeron que la “economía” podía ser descifrada con el mismo rigor científico como el que se aplica a otras materias científicas.

  Hoy, en pleno auge y desarrollo de la civilización científica, la economía es solo un avatar indescifrable a mercedde los estornudos de los dioses y solo al alcance de los brujos de la ingeniería financiera. Sobresaltos, turbulencias, oscilaciones, ajustes, periodos inflacionistas, sequía de los mercados, etc. etc.

  El Banco Central de Zimbabwe para hacer frente a una inflación del 165.000% (en el mes de febrero) acaba de poneren circulación billetes de 25 y 50 millones de dólares zimbabuenses. Pero para el campesino asalariado de este país africano que cobra 10 millones al mes, apenas su salario le alcanza para subirse al autobús, para ir al trabajo, ni un solo día. El dios dinero no le sirve para nada.

  Algunos creen que esto solo puede ocurrir en algunos países del continente africano o en algún rincón del mundo empobrecido. Pocos recuerdan que estas situaciones inflacionistas no son nuevas en la historia de la sociedad capitalista. En Alemania de los 30 se pusieron en circulación billetes millonarios parecidos a los actuales dólares zimbabuenses (en la cabecera, la imagen de un billete de un millón de marcos alemán de aquella época).

  El dios dinero ya no sirve para la inmensa mayoría de las poblaciones del mundo empobrecido que ha visto encarecer los precios de los alimentos básicos en general un 80% desde el 2005. Son palabras de Robert Zoellick, presidente del Banco Mundial.

  Sí, es incuestionable que atravesamos un periodo de grave crisis. Pero que nadie se equivoque, su salidano hará más que anunciar la siguiente que será mucho más profunda. La sociedaddel Capital ya no representa para la Humanidad ninguna alternativa de sobrevivencia.

  El capitalismo financiero (la formamás acabada de la sociedad capitalista) es esencialmente un factor parasitario que solo tiene el interés de detraer de la actividad económica de la sociedadlas plusvalías que ella va generando. Por ello ésta nueva forma de capitalismomás avanzado huye de la actividad económica propiamente dicha y se sitúa, mediante el control y monopolio absoluto de los recursos, de las riquezas, de las fuentes energéticas, de la investigación científica, etc. en la más pura especulación de los precios. De todos los movimientos financieros que se producen actualmente el 95% es pura especulación de precios, valores, divisas, futuros o, cuando no, dinero adormilado en paraísos fiscales y financieros, congelado en obras de arte, quemado en descomunales obras faraónicas, en ingenios de destrucción o en eventos deportivos. Parece como siestas nuevas pirámides vayan a convertirse irreversiblemente en la próxima morada del dinero en su bajada a los infiernos.

  La sociedad constructora debe desprenderse de la dictadura del Capital financiero. Bajo su yugo no puede haber desarrollo alguno ni de la economía, ni de la investigación, ni de la educación, ni de cualquier manifestación artística, ni de propia supervivencia de la especie.

            El dinero: ¡al infierno¡


 

Leer mas sobre la cuestión en:  
EL CAPITAL CONTRA SI MISMO  

Escrito por josepgmaynou 01-01-1970 en General. Comentarios (0)